viernes, 4 de junio de 2010

Décima galante para Dora

Desde este Madrid lejano,

a los pies del Guadarrama,

mi corazón te reclama,

adora tu blanca mano

y tu porte soberano

de soberana señora.

Y este pecho del que añora,

por tu foto, el dulce encanto,

queda aquí sumido en llanto

porque estás tan lejos, Dora.

2 comentarios:

Juan José dijo...

Una décima de verdad muy galante que ha sido un placer leerlo... es tan bueno que ha conjugado esas rimas consonantes también con rimas asonantes (rimas A-O) en varios versos de ésta décima.

Gracias por compartir. Un abrazo Poeta.

Juan José

Francisco Redondo dijo...

Bueno, esas asonancias a que alude no han sido buscadas por mí; de hecho ni me había dado cuenta. No obstante no suelo dar importancia ni como mérito ni como demérito a esas "asonancias" distantes, es decir, entre versos que no están próximos. Sobre esto he debatido mucho en relación con los sonetos (asonancias que a veces se dan entre versos de los tercetos y versos de los cuartetos) y quizá hable de ello otro día para fijar mi criterio, como ahora lo he hecho con la rima de los romances.

Un saludo, Juan José