viernes, 25 de septiembre de 2009

No hay mayor ciego que el que no quiere ver

Soneto corrupto, a tono con este país y alguna parte de su judicatura


Teniéndolas delante de los ojos,

aún siendo como puños las verdades,

por mor de las fervientes amistades

se pone sus opacos anteojos.


Sin pudores, vergüenzas ni sonrojos

dice no ver penosas realidades,

que apenas son, si acaso, nimiedades:

escrúpulos de bobos o de rojos.


Un contratista afín le corta trajes

y sufraga los gastos de campaña

al prohombre que tiene por amigo.


No es falta ni es delito, que son gajes

políticos, que el juez, con mucha maña

y gafas de no ver, hurta al castigo.

5 comentarios:

Diego dijo...

Hola, envidio su facilidad para escribir versos, quiero decir que me agradan mucho.
Sigo su labor de análsis métrico de los sonetos, me gustaría si es posible me corriga y de su opinión en alguno de los míos.
Saludos. Diego, desde Argentina.

Francisco Redondo dijo...

Gracias, Diego. Pero más que facilidad, trabajo; mucho trabajo, y leer mucha buena poesía.

En cuanto a las consultas, tengo abiertos un par de temas para ello en los siguientes enlaces:

http://www.mundopoesia.com/foros/taller-de-poemas-con-metrica-y-rima/77741-consulta-sobre-metrica-y-rima.html

http://www.mundopoesia.com/foros/rincon-del-soneto/95778-consulta-sobre-el-soneto.html

Allé puedes llevar tus dudas si te apetece.

Un saludo.

Francisco Redondo

Diego dijo...

Sabia de la existencia de los foros, pero no estaba seguro de que siguieran abiertos, de ahí saque mucha informacion valiosa. Allí llevaré mis versos, que veré si así pueden llamarse.

Muchas Gracias.!

Diego Harosteguy.

Jesús Herrera dijo...

Muy bien tu soneto, Francisco; bien como perfecta y bonita poesía y bien también por lo que deja entenderse de su argumento.
Hace pocs días escribí yo en prosa algo que complemena a tu bonito soneto..

¡¡Ayyyy, la corrupción metida a política!!

Francisco Redondo dijo...

Escribí este soneto casi sin gusto, Jesús. Es ya tanta la hartanza de noticias de corrupción. Pero me sentí obligado. La lucha contra todo esto ha llenado buena parte de mi vida, y en parte la ha dañado. ¿Cómo no clamar contra ello con la voz que se tenga, mejor o peor?

Un fuerte abrazo.