viernes, 20 de agosto de 2010

Nana al ingenio dormido

Hablen quedo: mi ingenio se ha dormido,

y ya no ensarta en ristras las palabras;

ya no dice ni mu

ni AMOR

ni ALMA;

solo ronca el bendito,

ronca GLORIA

o MEMORIA

o HISTORIA,

VICTORIA

o TRAYECTORIA;

a veces, entre sueños,

se le entiende:

AMOR, TE QUIERO,

aunque pudiera ser

DOLOR, TE HIERO

o AMOR, DOLOR, TEMOR,

ME DESESPERO

o, ya en franco dislate,

EL MENOSPRECIO

QUE DE MÍ HACÉIS,

RAYANO EN EL DESPRECIO,

ME HACE PENSAR

QUE ME TENÉIS POR NECIO,

PECIO,

RECIO

INDALECIO …


[Arrorró, ingenio mío,

duerme en calma …

Suéñate el mar …]

La MAR,

sólo la MAR,

el CALAMAR

en PLEAMAR,

volver a AMAR,

BESAR.

GOZAR,

FORNICAR

luego dormir, SOÑAR,

RONCAR

[gloria, historia, memoria,

trayectoria, victoria …]

y un RÍO,

FRÍO,

UMBRÍO …

y los ÁLAMOS NEGROS

DEL OLVIDO …


Hablen quedo: mi ingenio se ha dormido,

IDO ..

[¡Arrorró ..!]

4 comentarios:

Jesús Herrera Peña dijo...

¡Precioso, ingenioso, delicioso!
Perfecta composición, en donde juegas magistralmente con la mezcla de coceptos; con sílabas, con versos, con ritmos y con rimas.

¿Necesita alguna explicación tu poesía?
Yo no la preciso y te aplaudo por ella. ¡Plas, plas, plas, ...!

Francisco Redondo dijo...

Muchas gracias otra vez, Jesús. No te merezco.

Un abrazo,

David Martínez Vilches dijo...

Ya lo leí en mundopoesía, y me pareció genil e ingenioso.
Como dice el anterior comentarista mereces un aplauso.

Francisco Redondo dijo...

Pues gracias, David, por todas tus lecturas y tu seguimiento de mi modesto trabajo.

Un abrazo.