sábado, 12 de mayo de 2007

Adormidera (Papaver somniferum Fam.: Papaveráceas)


Como perdida en un sueño
rara encuentro esa amapola,
tan letal como el beleño
-lejos ya el campo trigueño-
vela tentadora y sola.

Onírica pesadilla,
madre del placer maldito,
del infierno maravilla,
en su fuego fatuo brilla
muerte, sueño, duelo y grito.

Su nombre, callando, omito:
el drama exige silencio.
Turbio exorcismo concito,
-de torvos diablos un rito-,
que, en mi delirio, presencio.

Quien, con altivo desdén,
nos ve desde esa corola
oscila entre el mal y el bien
en un trágico vaivén.
Esa fúnebre amapola.


Referencia de imagen: http://opioids.com/poppy2.jpg
Primero los orientales
fuego a su savia prendieron, [i]
más tarde, intelectuales
y parásitos sociales
esos vicios aprendieron.

Sustancias de su resina,
con su ciencia, destilaron
los sabios en medicina,
y las llamaron morfina,
y así el dolor aplacaron.

Otros no se conformaron
con tan lenitivo uso,
para el vicio traficaron
y heroína la llamaron
mitificando el abuso.[ii]

Y así el siniestro tinglado
de ruina y de perdición
abrió su negro reinado,
con tanto incauto atrapado
en sus redes de extorsión.

Véase como una flor,
inocente en la pradera,
primero curó el dolor
y luego esparció el horror.
La flor de la adormidera.

[i] La resina extraída de la savia del fruto en "caja" de la adormidera es el opio, usado como calmante en medicina y desde antiguo fumado por chinos y otros habitantes del extremo oriente. De ahí pasó a su uso por "nobs" y "snobs" europeos.
[ii] La morfina y la heroína son alcaloides destilados del opio y usados en medicina, y como estupefacientes traficados por las redes de la droga.

No hay comentarios: